Trucos para que tus zapatillas sean mas cómodas que nunca

Trucos para que tus zapatillas sean mas cómodas que nunca

 0

1- Usar banditas.

Algunas veces la forma de esta no está totalmente moldeada a nuestra forma, por lo que pueden tender a lastimarnos los dedos o el talón y provocarnos ampollas. Usar banditas nos permite proteger estas aéreas de forma eficaz.

2- Talco para bebé.

No solo lo hacen más suave y cómodo, sino también nos evita los malos olores en caso de que seamos sensibles a las apariciones de hongos en los pies que provocan el mal olor.

3- Desodorante.

¡No, no es para el mal olor! Pero usar desodorante el gel en las zonas donde más nos lastimamos evita y reducen la fricción contra la piel actuando como un lubricante a corto plazo.

4- Usa bolsitas de té para combatir los malos olores.

Si eres una persona que regularmente compra té para pasar una tarde agradable, debes reconocer que también las bolsitas tienen otros usos como absorber todos los malos olores de forma inmediata, es lo mejor para los deportistas que transpiran especialmente en esta área del cuerpo.

5- Expándelos de forma casera.

Si metes un par de bolsas llenas de agua dentro de los zapatos y luego los pones en el congelador durante la noche, a la mañana siguiente podrás ver como se han expandido gracias al hielo que ha forzado su forma. ¡Es muy útil para esos zapatos que nos quedan ligeramente apretados y que nos dañan los pies!

6- Plantillas dentro de las zapatillas.

En muchas ocasiones cuando creemos que es nuestra talla perfecta, resulta que nos queda ligeramente grande por lo cual es incomodo para caminar. Usando plantillas para los pies nos quedarán mucho más cómodas inmediatamente.

7- Frotar la suela con una lija.

Esto nos ayudará a darle una textura mucho más consistente para nuestro caminar, lo que evitará que nos resbalemos con zapatillas de suela lisa.

8- Calentar los zapatos.

Otra buena forma de expandirlos y amoldarlos a nuestra forma es calentarlos con un secador de pelo o con un soplador de aire caliente y luego (Poniéndonos calcetines primero) ponérnoslos y caminar de diez a quince minutos con ellos. El material se expandirá por las altas temperaturas y resultará mucho más cómodo para nosotros.

9- Cera de abeja.

¿Hay un clima lluvioso allá afuera? ¿Tus zapatillas son sensibles al agua? La solución es frotar cera de abeja encima de ellos, esto formará una capa protectora con su estructura lo que los hará totalmente a prueba de agua.

10- Trozos de ropa para reparar zapatillas gastadas.

Si por dentro el material empieza a romperse y desgastarse, podemos pegar algunos trozos de tela dentro para proteger nuestros pies y seguir disfrutando de nuestras zapatillas favoritas sin importar qué tan viejas sean.

 0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha

¡Lo más vendido!

Información